Interior decimonónico. Del Romanticismo al polisón.

La impresión que nos causaría el interior de una casa burguesa decimonónica, posiblemente sería de aglomeración. Una amalgama de estilos, muebles y ornato que hace pensar en un horror vacui. En esa acumulación aparentemente aleatoria, todo estaba dispuesto de manera ordenada, premeditadamente estudiada, aunque a simple vista, pudiera parecer desordenado. Cada objeto, tenía su lugar. Como dice Umberto Eco “nada se deja al azar”[1].

James J. J. Tissot, Hide and Seek, c. 1877, National Gallery of Art
James J. J. Tissot, Hide and Seek, c. 1877,
National Gallery of Art

Sobre las alfombras descansaban multitud de muebles funcionales y muebles útiles para la exhibición de todo tipo de adornos y recuerdos; mientras que de las paredes tapizadas, colgaban cortinajes, tapices, doseles, lienzos, espejos, evitando la superficie vacía. Ya no es el wunderkammer del XVII, e incluso XVIII, que exhibe maravillas y curiosidades. Ahora, como afirma Hereu, el interior de la casa burguesa se construye como paisaje del alma[2]. Cada detalle propone un discurso que revela el prestigio social y la forma de ser del anfitrión.

Dante Gabriel Rossetti's drawing room at No. 16 Cheyne Walk, 1882, by Henry Treffry Dunn.
Dante Gabriel Rossetti’s drawing room at No. 16 Cheyne Walk, 1882, by Henry Treffry Dunn.

En cuanto al estilo, estaba embebido en el eclecticismo que impregnó el siglo XIX, donde tuvieron cabida los historicismos que rememoraban siglos pasados, como los sillones fraileros renacentistas tapizados en tonos oscuros, tan propios del periodo alfonsino (1870-1900), las inspiraciones en estilos ingleses del siglo XVIII como hepplewhite, adamesco, sheraton o chippendale, y en estilos franceses como Luis XV o Luis XVI, o los interiores que evocaban un medievo reinventado, línea propiciada por movimientos ingleses como el arts and craft y el prerrafaelista. También el orientalismo decoró estos interiores, así como la modernidad decimonónica, que estrenó diseños como el sofá chesterfield tapizado en piel, con su característico abotonado capitoné, las sillas eminentemente victorianas, tapizadas y con el respaldo curvado, o las mesas tilttop, de tablero generalmente redondo y abatible sobre pedestal o trípode.

Estos estilos monopolizaban el espacio dotándolo de unicidad estética, o se mezclaban, tal como afirma el Marqués de Lozoya en el estudio preliminar a la obra de Max Von Boehn: “En la decoración de las casas no había, a fin de siglo, un estilo definido. Lo más elegante era no sujetarse a ninguno”[3].

Interior victoriano de estilo gótico. Frances J Dewes mansion, Chicago (fuente: http://victoriangothicinterior.blogspot.com.es)
Interior victoriano de estilo gótico. Frances J. Dewes mansion, Chicago (fuente: http://victoriangothicinterior.blogspot.com.es)
Victorian Interior gothic design.
Victorian Interior gothic design. (fuente: techhpro.blogspot.com)
Tyntesfield, North Somerset, England (foto de Fragga, flirck)
Tyntesfield, North Somerset, England (foto de Fragga, flirck)
Leighton House, London, 1864. Cada estancia posee un estilo particular. En la planta baja hay un salón árabe, con una fuente en su centro, únicamente para meditar o reposar.
Leighton House, London, 1864. Cada estancia posee un estilo particular. En la planta baja hay un salón árabe, con una fuente en su centro, únicamente para meditar o reposar. (fuente: e-architect.co.uk)
Rudolf von Alt, The Library in the Apartment of Count Lanckoronski in Vienna, Riemergasse 8 1881
Rudolf von Alt, The Library in the Apartment of Count Lanckoronski in Vienna, Riemergasse, 8. 1881 (fuente: hyperallergic.com)

A medida que avanzó el siglo, se generalizó el uso del tejido como complemento ornamental. Abundaban los asientos e interiores de muebles tapizados, así como las paredes; los cortinajes adquirieron protagonismo; se bordaban paños para los respaldos de los sillones y tapetes para mesas y muebles, y se tenía por costumbre dejar la mesa de comedor con el servicio y la mantelería dispuestos. En el suelo, sobre unas alfombras se colocaban otras y se dejaban caer pieles. Se llenaban las habitaciones y sus enseres con colgaduras, flecos, borlas, lazadas, encajes, haciendo del tejido el elemento sustancial en la decoración de interiores.

Our Drawing Room at York mary ellen best
Our Drawing Room at York, by Mary Ellen Best (fuente: artchive.com)
Glessner+House+parlor 1886
Glessner House, 1886

Todos estos espacios poseían un mobiliario específico, siempre abundante en piezas y cada una ocupando su lugar, tal como indicaban los manuales de buenas costumbres. Por ejemplo, en la sala para recibir a las visitas el mobiliario debía consistir en un sofá, dos sillones y varias sillas auxiliares; lo común en estos juegos era prescindir de mesa, como los modelos ingleses. El buen gusto añadía espejos, cuadros, cortinajes y otros elementos decorativos que enriquecían la apariencia del anfitrión.

Ayrault house Victorian style interior office library
Ayrault house Victorian style interior office library (fuente: victoriagothicinterior.com.es)
Rudolf von Alt, Salon in the Apartment of Count Lanckoronski in Vienna possibly 1869
Rudolf von Alt, Salon in the Apartment of Count Lanckoronski in Vienna possibly 1869 (fuente: hyperallergic.com)

 


[1] Eco, U., Historia de la belleza. Barcelona, Lumen, 2004, p. 363.

[2] Hereu, P., “Lujo e interior burgués en la segunda mitad del siglo XIX” en Anales de la Arquitectura, nº. 2, Universidad de Valladolid, 1990, p. 112.

[3] Boehn, M. von, La moda, historia del traje en Europa, desde el cristianismo hasta nuestros días (Vol. VIII. Estudio preliminar del Marqués de Lozoya), Barcelona, Salvat, 1928-29, p. XIII.


Quizás te interese:

Estética victoriana: paisaje del alma (1837-1901)

Un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s